A la ONU, para que no se alteren las reestructuraciones

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, adelantó que la exposición ante el G77 más China que el ministro Axel Kicillof dará esta tarde sobre la situación de Argentina con los fondos buitre pretende “generar conciencia en el sistema internacional sobre el alcance y consecuencias de proliferación de decisiones judiciales” como la del neoyorkino Thomas Griesa, que favoreció al 1 por ciento de los bonistas por sobre el 92,4 por ciento que aceptó reestructurar.

Durante su habitual conferencia en Casa de Gobierno, Capitanich señaló que “no hay un sistema de regulación internacional que determine la aceptación” para casos de reestructuración de deudas soberanas, como sucede en las leyes de quiebras de empresas, por lo que consideró “imprescindible” un mecanismo para regular el grado de aceptación.

“Acá hubo un nivel de acuerdo equivalente al 92,4 por ciento, y el 1 por ciento promueve una acción judicial para alterar estas condiciones”, dijo el jefe de ministros y remarcó que “estamos trabajando en un escenario de carácter internacional donde no existe una regulación”.

Además, subrayó que “lo que ha hecho Argentina es reducir deuda en forma drástica”, que el gobierno heredó de gestiones anteriores y explicó que la posición del Gobierno “es defender la estrategia de reestructuración soberana de deuda pública de los países”, que es “uno de los problemas centrales de estas deudas es que se renegocian en plazas internacionales”.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *