Antes de arrancar el Confederal, la CGT ya definió que hará un paro de 24 horas