Aranguren prometió aplicar “una disminución más gradual” de los subsidios