Arranca la mesa de diálogo: la CGT pide un bono de $ 2.000