Aseguran que la estatua de una virgen “lloró sangre”