Atacan a balazos a un médico en la puerta de un hospital en Río Negro

Un médico fue herido de dos balazos al ser atacado en la puerta del hospital de la ciudad rionegrina de Campo Grande y por el hecho detuvieron a un sospechoso, en tanto los investigadores intentan determinar si el agresor es un familiar de una persona que falleció de coronavirus, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El ataque ocurrió anoche en la puerta de ese centro asistencial y la víctima fue identificada como Alejandro Vega, quien recibió disparos en la cara y uno de sus brazos y esta tarde permanecía internado en el hospital de Cipolletti fuera de peligro y con una evolución favorable, detallaron voceros médicos.

Según las fuentes, el episodio, que quedó filmado por cámaras de seguridad, comenzó anoche, cuando Vega descendió de una ambulancia en la que había realizado un recorrido por la zona y fue abordado por un hombre que lo esperó en la playa de estacionamiento y le disparó tres balazos con un arma calibre .22, dos de los cuales impactaron en su cuerpo.

De acuerdo a las imágenes de las cámaras, el agresor se acercó a su víctima y le disparó a corta distancia apenas descendía de la ambulancia.

Algunos testigos que declararon ante los investigadores aseguraron que el hombre que atacó al médico sería “familiar de una persona que tenía coronavirus y falleció”.

Ante estos hechos desde el gobierno de Río Negro expresaron el acompañamiento al médico atacado y se solidarizaron con el resto de los empleados de la salud.

Mientras que por la tarde se realizaron una serie de allanamientos en Sargento Vidal, municipio de Campo Grande, donde detuvieron a un hombre de 29 años como sospechoso de haber cometido el ataque a balazos.

Fuentes del Ministerio Público Fiscal provincial informaron a Télam que hasta esta noche el arma utilizada no había podido ser hallada en los procedimientos.

Y en las próximas horas la fiscalía realizará la formulación de cargos al detenido.

Por su parte, Fabián Torres, médico y colega de la víctima, aseguró en declaraciones radiales que se enteró del hecho por la propia víctima, quien lo llamó mientras era trasladado en una ambulancia.

“Anoche cerca de las 12 me llama Vega cuando ya iba en la ambulancia, diciéndome que le pegaron tres tiros, uno en la mandíbula, otro en el brazo y el último por suerte no dio en su cuerpo”, dijo Torres y agregó que el médico “se encuentra bien de salud, su vida no corre riesgos”.

“El tema acá que radica es la falta de seguridad en nuestros hospitales”, añadió el médico y detalló que los trabajadores del nosocomio se manifestaron esta tarde en las puertas del hospital en repudio a este atentado al personal de la salud.

“Nosotros estamos para proteger, cuidar y curar a la comunidad, pero resulta que vienen y nos pueden matar como si nada”, remarcó Torres, que adelantó que se reunirían en las próximas horas con autoridades provinciales para acercarles estos reclamos.

Comentarios

Comentarios

comentarios