Axel Kicillof prepara cambios para su segundo año de gestión

Los pasillos del Ministerio de Economía son eco de numerosos comentarios sobre futuros movimientos estratégicos de funcionarios. 

La intención del ministro, de acuerdo a lo que pudo saber Infobae, sería volver a la súper estructura de un Ministerio de Economía, Obras y Servicios Públicos como en los 90. Para eso se piensa en anexar las áreas de Industria y Planificación a cargo de Débora Giorgi y Julio De Vido, con la intención de “transformar una suerte de Estado Regulador en un Estado Interventor y Controlador”.

Por ese motivo se estima que habrá que prestar mucha importancia a la creación de la Unidad de Seguimiento y Trazabilidad de la Operaciones de Comercio Exterior que publicó el Boletín Oficial. Este organismo ideado por Axel Kicillof y que quedará a su cargo no sólo monitoreará las operaciones de comercio exterior, y el ingreso y egreso de divisas que implican las importaciones y exportaciones sino que también cruzará información con operaciones financieras como las de “contado con liqui” sospechada de lavado de dinero.

Los integrantes de esta unidad que contarán con representantes de Economía, la AFIP , el Banco Central de la República Argentina, la Comisión Nacional de Valores, la superintendencia de Seguros y la Unidad de Información Financiera, junto a la Procelac.

Al parecer para el segundo año de Kicillof al frente de Economía comenzará con novedades. Pero ya se han producido algunos cambios, como la llegada de Micaela Daniela Álvarez a una de las direcciones nacionales que depende del secretario Legal y Administrativo Federico Tea.Esta funcionaria, con antecedentes en el Senado de la Nación y directora en Telecom en representación del gobierno nacional, es hermana del viceministro Emanuel Álvarez Agis y pasóa tener una oficina al lado de la de la jefatura de Prensa del Palacio de Hacienda que anteriormente era ocupada funcionarios de la ministra de Industria, Debora Giorgi.

EL MINISTRO QUIERE DESPLAZAR A DÉBORA GIORGI DE INDUSTRIA

No es un secreto para nadie que transite a diario Economía que desde hace tiempo Kicillof junto a Álvarez Agis quieren desplazar a Giorgi del Palacio de Hacienda, como ya hiciera con con el ex ministro de Economía, Hernán Lorenzino, al secretario de Comercio, Guillermo Moreno y a dos presidentes del Banco Central: Mercedes Marcó del Pont y Juan Carlos Fábrega.

Por el momento, la subsecretaria de Competitividad, Mariana González, quien ejerce un rol semejante al de la ministra en lo que se refiere a las negociaciones con los empresarios de distintos sectores, como por ejemplo el automotriz, es una de las indicadas para un futuro reemplazo.

En el hipotético caso de que la Argentina decida dejar en Washington sólo a un encargado de negocios en respuesta a lo que hace los EEUU con su embajada donde por el momento el encargado de negocios, Kevin Sullivan, es su funcionario más importante, se piensa que la actual embajadora, Cecilia Nahón, podría ir a la Cancilleria en lugar de Héctor Timerman, o al Ministerio de Industria. Al parecer en el gobierno no están conformes con la gestión de Nahón en la pelea de la Argentina contra los holdouts.

En caso de ir Nahon a Industria no hay que descartar que Carlos Bianco, actual secretario de Relaciones Económicas Internacionales, desplace al ministro, quien sería catapultado a una embajada o a otro lugar dentro de la estructura gubernamental.

Por el momento la cláusula RUFO que traba el acuerdo final de la forma de pago a losholdouts no parece ser una de las preocupaciones de Axel Kicillof, al menos equiparable con su ambición de acumular poder en la estructura del gobierno.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *