Ban Ki-moon tildó de “cobarde y repugnante” el ataque contra un camión humanitario de la ONU