Bebe Contepomi habló sobre el acoso que sufrió luego de la viralización de un video

Hace un mes el periodista sufrió muchas burlas por los gestos que hizo durante tras una entrevista que le hizo a J Balvin y contó que la pasó muy mal con el acoso.

Bebe Contepomi reveló que lo pasó muy mal luego de que se viralizara un video de la entrevista que le realizó a J Balvin. En la nota, el periodista realizó algunos gestos que fueron recopilados en un video y difundidos en las redes como si el comunicador estuviera drogado.

Invitado a “La Noche de Mirtha”, el conductor contó que la pasó mal y eso lo hizo hasta tener un accidente con su auto, “Choqué, pero no fue pisteando sino por mal manejo, aceleré y… Fue un choque tonto, pero bueno, venía de unos días bravos“, reveló.

La semana anterior se había armado un revuelo terrible por una nota que hice con J Balbin“, relató y agregó: “El cantante, que está en la cima hoy, estaba en Medellín así que lo llamé desde una oficina de la radio y hablamos 30 minutos. De esa media hora, cortaron un fragmento de 10 segundos de unos movimientos míos, de ‘tics’ que tengo. Se me ve moviéndome mucho“.

Primero me llegó por WhatsApp y al día siguiente empezó a circular en Twitter, lo que fue abrumador. Decían que yo estaba ‘re loco’, que estaba puesto“, señaló. “Los que me conocen decían, ‘así es el Bebe’. Fue todo tan abrumador que me puse a investigar sobre el bullying y el acoso”, sumó.

Al principio no le di importancia, pero de repente me empezaron a llamar de todos lados, hasta mis hermanos me preguntaban si estaba bien. Después de Twitter, el video llegó a los programas de chimentos y, al día siguiente, me empezaron a defender muchas personas como Calamaro y Fito… al quinto día ya se habían olvidado de todo y buscaron a otro para molestar“, relató.

Era un video de 10 segundos nada más, en donde se veía un tic mío, pero en un momento se volvió muy abrumador. Es tan fuerte todo lo que se dice que llegás a dudar de vos mismo y te planteás si es necesario salir a pedir perdón. Fueron tres días en que no paraba“, aseguró sobre ese momento.

Esto le pasa a alguien que no está sólido en la vida, que no tiene contención, y es gravísimo. A mi no me importó nada, más allá de que perdí tres días contestando mensajes de que estoy bien“, expresó. “Te llama tu viejo llorando, ves a tus hermanos que no saben cómo preguntarte… todo por unos segundos“.

Cuando sos mayor de edad no se llama bullying, se llama acoso cibernético. Si se trata de niños sí es bullying“, dijo y agregó: “Nunca me había pasado algo tan fuerte“.

Comentarios

Comentarios

comentarios