Bradley Cooper e Irina Shayk intentan la custodia compartida de su hija Lea

 

El impacto mundial ante la noticia de la convivencia entre Lady Gaga y Bradley Cooper continúa. El actor y la cantante viven un intenso romance y decidieron compartir nidito de amor: ella se mudó al piso que Bradley tiene en Nueva York y -según medios estadounidenses como In Touch- la ropa de lujo de la rubia ya cuelga del armario que perteneció a la ex de él, Irina Shayk.

La rubia tiene 33 años. Su nuevo amor, 44. La pasión trascendió el guión de la película que compartieron, Nace una estrella. En el filme, él es Jackson, estrella de la música country con problemas de alcoholismo, que descubre el talento de Ally, una joven cantante de la cual se enamora. Entre rodaje y rodaje… el flechazo fue inevitable.

En medio del revuelo mediático, Cooper y la modelo Shayk acordaron la custodia compartida de la hija que tienen en común, Lea, de dos años.

Aquellos tiempos felices entre Bradley e Irina

El ya ex matrimonio coordinará sus agendas para atender debidamente a la pequeña, en paz, sin alterar la paz de la crianza. Según publica TMZ, la confianza entre ellos sería tanta como para no haber firmado un acuerdo formal. Es decir, se basan en la palabra”, agrega el medio.

Dadas las circunstancias (Cooper se enamoró de la cantante en pleno matrimonio con la modelo) la separación aparenta ser en términos adultos. Se creía que podía ser más traumática la cuestión legal si se tiene en cuenta que todo indica que hubo infelidelidad por parte de él.

Según publica la prensa estadounidense, “acordaron la custodia legal y física conjunta de Lea De Seine”. En TMZ juran haber recibido buena información del entorno de la ex pareja.

Lady y Bradley

Irina y Bradley comenzaron su relación en 2015, tras romper ella con Cristiano Ronaldo. No tardaron mucho en ser padres, pero la crisis sobrevino tras el rodaje de Cooper y Lady. En la ceremonia de los Oscar se vio una química increíble, mientras interpretaban al piano una canción que hizo circular los rumores.

La gente vio amor, y eso era lo que queríamos que vieran. Se trata de una canción de amor. ¡La película en sí es una historia de amor!“, justificaba ella en el programa de Jimmy Kimmel.

“Gaga ya le dio su toque personal al departamento de él, en West Village, y planea hacer alguna reforma”, detalla In Touch. El romance de película promete más capítulos… (Clarín)

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *