Carlotto viajó a México por la masacre de los 43 estudiantes

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo visitó ese país para respaldar la lucha por la aparición de los cuerpos de los jóvenes. Advirtió sobre la “posibilidad de que sigan sucediendo” casos similares.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, encabezó ayer en México una conferencia de prensa con familiares y compañeros de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero, el 26 de septiembre pasado.

“Vivos los llevaron, vivos los queremos”, gritaron quienes asistieron al encuentro, en el que Carlotto brindó su apoyo y compartió la experiencia de los organismos de Derechos Humanos argentinos en la larga y dificultosa búsqueda de los desaparecidos por más de 30 años.

“He recordado mi misma historia. Yo pongo a disposición de ellos toda nuestra experiencia y decirles que no aflojen, que no desmayen, desde hoy en adelante me llevo en el corazón a estas personas que he conocido hoy”.

“Lo que está pasando acá en México es el dolor de todo el planeta”, sostuvo Carlotto luego en la conferencia de prensa, y llamó al pueblo mexicano a que “haga carne propia (el caso de los 43 jóvenes) porque existe el peligro de que siga pasando”.

“He recordado mi misma historia. Yo pongo a disposición de ellos toda nuestra experiencia y decirles que no aflojen, que no desmayen, desde hoy en adelante me llevo en el corazón a estas personas que he conocido hoy”, manifestó la titular de Abuelas. También destacó que, a partir de la lucha de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, se obtuvieron logros en la ONU “para proteger a la personas de las desapariciones forzadas”

Estela fue recibida con el cántico de “Abuelas de la Plaza: el pueblo las abraza”, en un acto organizado por HIJOS México. Junto con Carlotto estuvo Cristina Bautista Salvador, madre de Benjamín, uno de los 43 desaparecidos. “Vamos a seguir luchando, la sociedad que nos está apoyando nos da fuerza para seguir adelante hasta que encontremos a nuestros hijos”, señaló la mujer.

Entre los oradores también estuvo Omar García, otro de los estudiantes en la escuela rural Raúl Isidro Burgos. “Cuando decimos que no nos dejen solos, estamos gritándoles que no podemos solos con el problema y que todos debemos contribuir en la resolución”, señaló quien denunció que ahora atacan a quienes demostraron apoyo a los familiares de las víctimas.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *