Centros de diálisis afirman que están en una situación limite para continuar dando la prestación