Cirujanos se confunden de paciente y le extirpan un órgano sano a otra persona