Comieron en un restaurante de Balvanera e intentaron hacer el “pagadios”