Con 117 años, murió la persona más anciana del mundo