Con 14 de Manu, los Spurs consiguieron otra victoria

Abierto sobre la izquierda, a 45° del aro, posiblemente su lugar en el mundo a la hora de jugar, Manu Ginóbili volvió a gatillar y acertó su triple 1.200, conseguidos en algo más de 12 años en la NBA. El bahiense es el líder histórico de San Antonio en ese rubro estadístico, pero por muy lejos: el segundo, ya retirado, es Bruce Bowen (661) y el tercero, que no lo alcanzará, es su compañero Matt Bonner (609).

El bahiense tuvo una aparición de 7 minutos, como escolta de Cory Joseph pero también como base armador cuando salió el canadiense. Entre el final del primer cuarto y el comienzo del segundo, en apenas 3m3s sumó 12 puntos (de los 14 de su equipo), para sacar la primera diferencia grande, de 31-20. Fueron 2-2 triples, 2+1 por penetración y falta y otro doble después de rebote ofensivo. También falló un libre de dos.

Philadelphia, en su cancha, el Wells Fargo Center, llegaba con el peor arranque de temporada de la franquicia, 0-16; con la derrota de anoche se acercó a una de los ya desaparecidos New Jersey Nets (ahora Brooklyn), que llegaron a 0-18, en la 09/10. Como para minar todavía más su potencial, no estuvieron los lesionados Tony Wroten y Nerlens Noel, dos de sus jóvenes esperanzas a futuro.

Justamente, el quinteto titular de 76ers. frente a San Antonio apenas superaba los 24 años de promedio y entre todos sumaban 13 temporadas, una más que las 12 completas de Manu Ginóbili. Philadelphia (ahora 0-17), entre otras estadísticas negativas, tiene el peor promedio de puntos anotados de toda la liga, con 90.8 puntos.

Pese a los faltazos de Tony Parker (dolores en las costillas), Tim Duncan (reservado por el DT) y Tiago Splitter (lesionado, sin fecha definida para volver) fue simple para los Spurs durante el primer tiempo: cuando apretó un poquito sacó 24 puntos de diferencia, 57-33, a los 19m24s. Después, Gregg Popovich aprovechó para seguir con su plan de rotación amplia (42 puntos de suplentes) y reserva de energías de sus jugadores para futuras batallas. Eso alentó al local, que mejoró en ambos costados, descontó hasta reducir la desventaja a cinco, aunque no le alcanzó para terminar con su sequía de victorias.

El máximo anotador del ganador fue el alero Kawhi Leonard, con 26 puntos (también 10 rebotes), mientras que Manu cerró con 14 (4-8 de cancha), 3 asistencias y 1 rebote, en 13 minutos. Cory Joseph, suplente natural de Parker, colaboró con 14, 8 tableros y 6 pases gol.

San Antonio estiró su racha ganadora a 8 partidos para un récord global de 13-4 y así compartir el quinto lugar de la Conferencia del Este con Houston Rockets y Portland Trail Blazers. Fue su segunda salida exitosa de una minigira de cuatro choques, de los que debe uno este miércoles, ante Brooklyn Nets, y otro ante Minnesota Timberwolves, el sábado.

Popovich, por su lado volvió a derrotar a un equipo dirigido por uno de sus ex asistentes en los Spurs, en este caso Brett Brown, al le ganó las cuatro veces que se enfrentaron.

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *