Concluyó la temporada de huracanes en el Atlántico con cerca de un centenar de muertos