Conmoción por la muerte del nene que aspiró purpurina

El estado de Mauro López era grave, luego de que su mamá confirmara que tenía muerte cerebral. Falleció este sábado a los 7 años.

En los últimos días, Mauro López, de 7 años, “había experimentado una leve mejoría, movía partes de su cuerpo, pero se informó que tenía muerte cerebral y finalmente falleció este sábado, tras semanas de lucha.

Con anterioridad, los médicos del Cepsi explicaron habían explicado que “se logró lavar parte de la purpurina con lavados bronquioalveolares” y que de esa manera se pudo “oxigenar la sangre, con la esperanza de lograr su mejoría”, pero el principal daño estaba en su cerebro.

Había sido internado hace más de dos semanas presentando un cuadro clínico de “severa insuficiencia respiratoria” al que llegó tras aspirar purpurina que había colocado en un silbato de plástico.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *