¿Conviene ducharse a la mañana o a la noche?

 

A la hora del baño, las personas se dividen entre las que no pueden arrancar el día sin una buena ducha, y aquellas que necesitan asearse al final de la larga jornada laboral y antes de irse a la cama. Pero, ¿qué es mejor?

Shelley Carson, doctora en psicología de Harvard, cree haber descubierto la respuesta a este eterno dilema, según consignó La Vanguardia.

Ducharse por la mañana

La ducha nos ayuda a estar relajados y a la vez mantenernos en alerta, fomentando la creatividad. Es por eso que la experta recomienda las duchas matutinas siempre que vayamos a enfrentar un día agitado de trabajo, cuando estemos bajo mucha presión, o necesitemos algo de inspiración.

Ducharse por la noche

Pero de acuerdo a sus estudios, ducharse reduce los niveles de cortisol -la hormona relacionada con el estrés-. Por eso, hacerlo por la noche nos ayuda a irnos a la cama más relajados. Por otro lado, el agua regula la temperatura corporal e induce el sueño.

Debido a ello, la especialista considera más apropiadas las duchas nocturnas para las personas a las que les cuesta desconectar de lo ocurrido durante el día.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *