Crece la indignación contra Grassi

El abogado querellante en la causa que condenó al sacerdote por pedofilia habló en Radio Vorterix sobre las nuevas denuncias contra el detenido. “Es un personaje mafioso”, consideró.

El abogado Juan Pablo Gallego, querellante en la causa por la que el sacerdote Julio César Grassi fue condenado por pedofilia, habló esta mañana en Radio Vorterix sobre la nueva denuncia que pesa sobre el sacerdote, esta vez sobre desvío de donaciones de la Fundación Felices Los Niños al penal en el que se encuentra recluido.

“No deja de sorprenderme por la contundencia de las imágenes que estamos viendo”, consideró Gallego. “Sin embargo, conociendo como me tocó conocer de cerca al personaje, es fuerte. Esto tiene que ver con las características de Grassi; ahora se da a la luz estepersonaje mafioso con escenas propias de una película mafiosa. Cuando uno ve que un condenado por pedofilia, con el hábito de sacerdote, aparece casi dirigiendo un penal con absoluta impunidad, manejando millones de pesos en su bolsillo para decidir los destinos y con la actitud de corromper funcionarios públicos…”, expresó.

“El poder de este sujeto nunca se termina. Para que la Corte provincial termine decidiendo confirmar la condena, ha tenido que mediar una reunión entre el papa Francisco y el presidente de la Corte. Es un delincuente casi intocable que durante casi doce años logró evitar a la Justicia”, agregó.

“Corresponde que el papa Francisco tome medidas drásticas y lo aparte”

En relación a la decisión provincial de intervenir la Fundación Felices Los Niños, Gallego señaló: “Creo que ahora el poder político ha tomado decisiones en la provincia de Buenos Aires y creo que corresponde que el papa Francisco tome medidas drásticas y lo aparte. Causa impresión ver a este sujeto cometiendo delitos con un hábito que no le corresponde. En el caso de Grassi, están dadas las condiciones para que se tome una definición en el máximo nivel de la Iglesia”.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *