Cristina y su encuentro con Casey Wander: "Ese rubiecito que molestó a algunos"

El joven militante kirchnerista de 11 años logró su sueño de conocer a la Presidente y la ansiada foto en el sillón de Rivadavia. Se hizo conocido al declarar que gobernaría la Argentina en 2050.

“Lo conocí, no saben lo que es… Lo recibí aquí en la Casa de Gobierno sin fotos y sin cámaras para que esos buitres mediáticos no se ensañaran con un chico que siente y que piensa su patria.¿Saben qué les molestó? Que fuera rubio, que tuviera ojos celestes, y que además se llamara Casey Wander. Era demasiado, no daba con el cliché, no daba con el modelo del que viene por el choripán y la Coca”, afirmó Cristina Kirchner la noche del sábado al referirse al encuentro.

Y continuó aclarando que “hay muchos que no tienen ni siquiera la edad de la democracia. Y muchos estudiantes secundarios, que tenían tres o cuatro años cuando Néstor Kirchner asumió el gobierno. Como Casey Wander, ese rubiecito de ojos celestes que tanto les molestó a algunos, que había nacido en 2003″, detalló la Presidente.
La primera mandataria se refirió así al encuentro que tuvo con Casey Wander, el chico de once años que se acercó a las cámaras de televisión durante el homenaje organizado en la ex ESMA por el cuarto aniversario de la muerte de Néstor Kirchner. Allí afirmó que “toda mi vida el kirchnerismo estuvo gobernando el país. Y esperemos que toda mi vida lo gobierne el kirchnerismo al país“.
Quiero ser presidente en el 2050“, anunció a todos los presentes. Incluso ya tenía decidido con qué partido se presentará: será el “Peronismo para la Victoria, una mezcla entre el peronismo y el Frente para la Victoria”, anticipó. Ahora, el menor logró su sueño y pudo conocer a la Presidente, hecho por el que su madre se mostró “orgullosa” en las redes sociales.
Según explicó Nydia Lirola, el hecho de que se hable de su hijo es porque “les llamó la atención porque no lo tenían en el relato de quienes llenamos las plazas, porque nunca muestran las caras de alegría, amor y compromiso que se ven en cada convocatoria nacional, porque prefieren decir que somos todos esto o aquello. ¿Cómo hacer encajar a un niño feliz, simpático, amoroso, inteligente y sí, (lamentable que sean tan fanáticos de distinguir a los seres humanos por colores) rubio, en ese relato mentiroso?”.
Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *