Delegado juvenil argentino pide al Vaticano que escuche la voz de los jóvenes

 

El representante de la juventud argentina en el Sínodo convocado por el Vaticano para conocer las problemáticas de los jóvenes, Mariano García, pidió que la voz del colectivo “sea escuchada dentro y fuera” de la Iglesia, al tiempo que hizo un pedido por “consensos” en el país para “tejer lazos de unidad”.

“En este Sínodo se está discutiendo en parte el rol protagónico de los jóvenes como sujeto, pero como un sujeto que interfiere en cualquier ámbito”, planteó García en diálogo con Télam en Roma, donde participa de la reunión de obispos de los cinco continentes para debatir sobre “La juventud, la fe y el discernimiento vocacional” hasta el 28 de octubre.

“No hay que solamente encapsular la realidad de los jóvenes a que estamos alzando la voz por un rol más protagónico dentro de la Iglesia. También es una invitación para nuestra sociedad, es un llamado a ser transformadores en el metro cuadrado en el que cada uno está dentro de la sociedad. Y es un desafío y es una apuesta ser transformador de la historia en mi cuadra, en mi barrio, en mi sociedad. Y eso conlleva un montón de desafíos, de apuestas, de puertas cerradas. Y esto tiene que ver con lo que viene diciendo Francisco, y es un compromiso que siempre queremos tener desde los jóvenes”, planteó García.

El joven fue uno de los primeros en hablar frente a más de 250 padres sinodales de los cinco continentes, con la presencia incluso durante los debates del papa Francisco.

“Lo que pedimos es una opción preferencial por los jóvenes, y de los jóvenes los más pobres. Agregamos eso porque sino, si caemos en reflexiones filosóficas sobre la pobreza o analizando quiénes son pobres podemos terminar olvidándonos. Creo que hay muchas situaciones de pobreza, hay pobres concretos, y los jóvenes son parte de ellos”, señaló García, titular de la Pastoral de la Juventud de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

“Lo más importante es que nuestra voz sea escuchada, que los jóvenes de cualquier ámbito necesitan ser escuchados. Hay muchos, pero como Iglesia no tenemos que perder un espacio en el que el joven siente que es un lugar de transformación. Porque sino un joven que quiere transformar el mundo va a ir a buscar otros espacios de acción en vez de ver a la Iglesia como un lugar concreto en el que su voz puede ser escuchada para llevar adelante esa transformación”, aseveró el representante argentino.

En ese marco, García calificó al pontífice como “un gran líder, de los que da que hablar y hace reflexionar”.

Consultado por las críticas que ha tenido la Iglesia en la Argentina, el joven aseguró que “hay que saber reconocer estos signos de los tiempos”.

“Los jóvenes que estamos dentro de la Iglesia somos una voz más de la sociedad, y debemos aprender a dialogar, a escucharnos y a caminar en consensos. Si no nos escuchamos claramente va a salir más distancia con cualquier otra parte. Por una Argentina que realmente quiere transformarse, debemos encontrar más espacios en los que nos respetemos y lleguemos a consensos que nos unan y nos hagan más argentinos y hermanos”, aseguró.

“La de dentro y fuera de la Iglesia es otra de las grietas para cerrar en el país. Hay distancias que se viven y hay que achicarlas. Entre todos los argentinos tenemos que volver a tejer lazos de unidad”, propuso finalmente. (NA)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *