Denuncian que el profesor envenenando fue echado por un abuso sexual

El hecho habría ocurrido en una escuela de actuación en 1995; Miguel Ángel Porro dice ser inocente.

Horas después de conocida la historia de Miguel Ángel Porro, el profesor secundario que habría sido envenenado por una de sus alumnas, de 12 años, una mujer contó que, años atrás, el docente fue denunciado por acoso sexual contra una adolescente y separado de su cargo en una escuela de actuación.

Mientras Porro, de 67 años, contaba en distintos medios su experiencia luego de permanecer internado tres días por haber ingerido insecticida contra cucarachas, sustancia que una alumna del Comercial N° 13 de Villa Ballester habría vertido en su botella de agua, la actriz Andrea Jaet recordó aquella denuncia, ocurrida en 1995 en la Escuela Nacional de Arte Dramático.

LA DENUNCIA

“Yo fui alumna de ese profesor en la escuela de Arte Dramático en el año 1995, en la materia práctica de la enseñanza adolescente”, relató la mujer en diálogo con radio Del Plata. “Un día, una alumna de ese curso nos hace la denuncia de que había sido acosada sexualmente por este hombre. Los rectores tomaron cartas en el asunto y el profesor fue apartado del cargo”, agregó Jaet.

Inmediatamente y ante el micrófono de la misma emisora, Porro reconoció que la denuncia existió, pero negó el acoso y sostuvo que él mismo intentó llevar la causa al ámbito penal, para que la denunciante pudiese probar sus dichos.

“Todo esto sucedió y yo pedí que la denuncia fuera a la Justicia para que todas las personas que tenían algo que decir y que podían probar esto lo hicieran, y que en todo caso yo recibiera el castigo que la Justicia me diese”, sostuvo el hombre, quien contó que ese pedido no fue aceptado por el fiscal.

“No me interesa esto. Estar expuesto a esta situación en la que estas personas no pueden fundamentar lo que dicen”, se defendió Porro, y añadió que “lamentablemente son dichos”.

Jaet, por su parte, sostuvo que luego de la primera denuncia “otros casos salieron a la luz. “No soy la única perona que lo está diciendo. En el curso éramos siete persona y estamos todos en contacto. Todos estamos sosprendidos de que este señor esté dando clases a adolescentes”, concluyó..

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *