Dinero decomisado en causas por corrupción o narcotráfico se destinará a recompensas