Ebola: La OMS estima que a fin de año habrá 10 mil contagios por semana

La organización sanitaria informó que ya murieron 4500 por la epidemia en Africa occidental. Hasta el momento, cada semana se declaran unos mil casos nuevos, con una mortalidad del 70 por ciento. Falleció en Alemania un trabajador de la ONU infectado.

Más de 4500 personas murieron hasta ahora por la epidemia de ébola, según el nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que pronosticó para diciembre la aparición de entre 5000 y 10.000 nuevos casos semanales en Africa occidental. La tasa de mortalidad se sitúa hasta el momento en torno del 70 por ciento.

La mayor parte de las muertes ocurrió en los países más afectados: Guinea, Liberia y Sierra Leona. Desde el inicio de la epidemia, la OMS registró 8900 casos de infectados por ébola y esta semana se llegará a los 9000, informó el subdirector general del organismo, Bruce Aylward.

Aunque la OMS pronostica la aparición de 5000 a 10.000 nuevos casos en diciembre, confía en que esa cifra disminuya el próximo año gracias a mejoras en el proceso de entierro de víctimas y el aislamiento de pacientes. La OMS prevé que en los próximos 60 días los gobiernos y organizaciones avancen tanto en la formación, tratamiento y logística como para que el 70 por ciento de los fallecidos sea enterrado de forma segura y el 70 por ciento de los casos sospechosos sea aislado.

En la actualidad se están registrando unos mil nuevos casos de ébola por semana, informó Aylward. A la OMS le preocupa sobre todo que la enfermedad se esté propagando geográficamente en los tres países africanos más afectados y que se extienda a otras regiones, y advierte de la difícil situación que se vive en las capitales de esas naciones.

A pesar de todo, también hay noticias alentadoras. Así, la OMS habló de un número creciente de países y organizaciones no gubernamentales dispuestos a ayudar en la lucha contra el ébola. Además se constató que en varias regiones se están adoptando medidas preventivas y se está cambiando la forma de actuar en el trato con los enfermos y los fallecidos.

Según Aylward, todavía hay grandes retos, como implementar los planes y programas de emergencia.

En tanto, el enfermo de ébola procedente de Liberia ingresado en el hospital Sankt Georg de la ciudad alemana de Leipzig murió en la noche del lunes, informó ayer el hospital. “A pesar de las intensas medidas médicas y del gran esfuerzo del personal médico, el trabajador de las Naciones Unidas, de 56 años, murió debido a la grave enfermedad”, indicó la clínica.

El paciente, un trabajador sudanés de las Naciones Unidas, aterrizó el jueves pasado en un avión especial habilitado para trasladar a personas con enfermedades contagiosas en el aeropuerto de Leipzig, en el estado federado de Sajonia, en el este del país. Desde entonces estaba siendo tratado por el equipo médico del hospital Sankt Georg.

Este era el tercer paciente de ébola acogido por Alemania. Un hombre procedente de Senegal ingresado en un hospital de Hamburgo recibió el alta después de cinco semanas de tratamiento, mientras otro enfermo procedente de Uganda está siendo tratado aún en Frankfurt.

Mientras, los médicos de la paciente española con ébola aprecian una “leve mejoría” en su estado clínico y ven aumentar sus posibilidades de supervivencia, informó el director del hospital donde se encuentra ingresada, Carlos III de Madrid.

En Estados Unidos, la paciente enferma de ébola continúa estable. “Me encuentro bien”, dijo la enfermera, que se contagió al tratar a un enfermo de Liberia que falleció la semana pasada. “Me gustaría dar las gracias a todos por los buenos deseos”, añadió en un comunicado. Por el momento no están claras las circunstancias exactas del contagio, el primero que se da de una persona a otra en Estados Unidos.

Por su parte, el aeropuerto londinense de Heathrow, el más grande de Europa, empezó ayer a realizar controles para detectar posibles enfermos de ébola. A los pasajeros llegados de Africa occidental a través de conexiones indirectas se les hicieron preguntas relacionadas con sus fechas de viaje y contactos. A los llegados desde Liberia, Guinea y Sierra Leona se les tomó además la temperatura. La próxima semana las autoridades quieren ampliar los controles al aeropuerto de Gatwick y a los viajeros que lleguen de Francia con el tren rápido Eurostar.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *