El “asesino serial” que mata a 6 millones de personas por año