El aumento en el precio de la nafta aceleró las conversiones a gas