El cantante de Foo Fighters se cayó del escenario