El contador de Michetti tuvo que explicar en Tribunales el origen del dinero robado