El desopilante error de una empresa al contestar el reclamo de una clienta