El documental sobre Alberto Nisman ya tiene fecha de estreno

La Justicia piensa que Alberto Nisman fue asesinado y desplaza la teoría del suicidio. En 2017 se instaló la versión de que el fiscal fue golpeado, drogado con ketamina y posteriormente asesinado. Según la Justicia, la escena del crimen había sido manipulada para simular un suicidio.

Derivaciones del caso al por mayor: Irán, Estados Unidos, Israel. Nisman apareció muerto la madrugada del 18 de enero de 2015 en el baño de su departamento de Puerto Madero. Miles de personas salieron a la calle a responsabilizar a la ex presidenta Cristina Kirchner, mientras ella ponía el ojo en el ex espía Jaime Stiuso.

Con el correr del tiempo, la teoría del suicidio volvió a cobrar fuerza y un interés conspirativo que trascendió los ámbitos legales para llevar la discusión a las sobremesas. Pero quienes creen que fue un asesinato se suman de a miles.

Y también a Netflix: el próximo 1 de enero se podrá ver en esa plataforma el documental de Alberto Nisman.

El trabajo ya había sido presentado en el Festival de Cine de San Sebastián, con el nombre El fiscal, la presidenta y el espía. Se trata de seis episodios y se enfoca en abordar el enigma (¿asesinato, suicidio?) alrededor de la muerte del fiscal encargado de investigar el atentado terrorista a la mutual judía AMIA.

La producción estuvo dirigida por el documentalista británico Justin Webster, que vive en Barcelona, España, y también hizo una biografía sobre el premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, además de retratar a la ETA, organización socialista revolucionaria vasca de liberación nacional.

Sin embargo, Nisman fue un desafío mayor. “Ha sido el trabajo más complicado de mi vida”, declaró Webster en San Sebastián.

El trabajo transforma el caso Nisman en una serie de no ficción. La edición faraónica registra alrededor de mil horas de grabaciones distribuidas en seis capítulos de 60 minutos cada uno. Habrá testimonios de los protagonistas principales: la fiscal Fein; Oscar Parrilli, ex secretario de Inteligencia. La jueza federal Sandra Arroyo Salgado (ex de Nisman), el mismo Jaime Stiuso.

Webster se enfrascó en esta aventura durante cuatro años y cuando cierta gente se enteró de lo que estaba haciendo, reconoció haber recibido “llamados” instándolo a contar la historia cómo corresponde. ¿Cuál será su hipótesis? (Clarín)

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *