El dólar bajó a $63,05 y en la semana cayó 30 centavos