El dólar cae pese a que el campo retiene grano