El FMI da vista a las nuevas estadísticas

Los técnicos evaluarán los resultados metodológicos del trabajo de los expertos argentinos en lo atinente al PBI y el nuevo IPC.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) evaluará el 6 de junio las nuevas estadísticas argentinas para comenzar a establecer si cumplen con las exigencias metodológicas que el país acordó con los técnicos del organismo.

Este estadio no significará un final para el diálogo estadístico entre ambas partes, sino que según los cronogramas que se manejan en el Fondo la última evaluación llegará recién entre febrero y abril del año que viene.

“Como veníamos en caída libre lo primero que hicimos fue desacelerar el ritmo de caída, lo que llegó en diciembre. Después terminamos de frenar y a partir de ahí empezamos a transitar los escalones de recuperación. Ahora estamos mejor”, le dijo a Tiempo Argentino una fuente oficial que trabaja sobre el tema.

El directorio del organismo financiero internacional ya recibió el primer informe analítico sobre las estadísticas argentinas, derivado de un trabajo que tenía vencimiento de entrega el 30 de marzo.

Las próximas entregas tendrán lugar en septiembre de este año y en febrero de 2015, fechas a las que hay que sumarles unos 45 días de análisis previo del staff del organismo internacional y un par de semanas más hasta que se concreta el informe de la directora gerente, Christine Lagarde, a los directores del board encabezado por la estadounidense Meg Lundsager como directora en funciones. Estos son los que toman las recomendaciones técnicas y tienen la última palabra a nivel político.

“El Board se reunirá para analizar el progreso por parte de las autoridades argentinas para mejorar la calidad de los datos oficiales”, dijo el vocero del organismo, Gerry Rice ayer en conferencia de prensa. Estos pasos se dan porque el febrero del año pasado el FMI aplicó una moción de censura con potenciales sanciones al país por la falta de confiabilidad de las estadísticas de precios y del crecimiento del PBI. Aunque en un principio la respuesta oficial fue de rechazo hacia la opinión del Fondo, el gobierno accedió a un trabajo conjunto que derivó en una serie de cambios hacia el interior del INDEC. En primer lugar se concretó el lanzamiento del IPCNu (que en su primer cuatrimestre de existencia acumuló un 11,9% de variación); y en segundo se cambió la base de medición del crecimiento económico (que llevó a que el resultado total de 2013 bajara de 5 a 3%, lo que descartó el pago del cupón que está atado al PBI.

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *