El FMI se mostró abierto a un diálogo con el presidente electo Alberto Fernández