El Gobierno admite que habrá más despidos en el Estado