El gobierno no se opone a paritarias por seis meses