El Gobierno recibe a la CGT en un intento por desactivar el paro