El Gobierno reconoció que está “preocupado” por la alta inflación