El Papa quedó involucrado en la campaña, sin proponérselo

Sin quererlo, el papa Francisco se convirtió en protagonista del tramo final de la campaña con vistas al balotaje de mañana. Hasta el miércoles, el pontífice se había mantenido distante, pero una frase suya de circunstancia ante las elecciones, arrancada al paso por un periodista argentino en la plaza de San Pedro el miércoles, llevó a que Daniel Scioli intentara capitalizarla.

Mientras que el asesor estrella de Mauricio Macri, Jaime Durán Barba, buscó minimizarla con un comentario polémico –retrucado por el kirchnerismo–, que obligó ayer al candidato de Cambiemos a tomar distancia.

Todo comenzó el miércoles, cuando en la habitual audiencia general, un periodista de la agencia Dyn le pidió un mensaje para los argentinos ante los comicios. Francisco inicialmente se excusó diciendo: “Ya saben lo que pienso”, en alusión a que se vote responsablemente, o sea, analizando la trayectoria de los candidatos y sus propuestas, tal como pide siempre la Iglesia. De todas formas, como para que no quedaran dudas, Francisco volvió sobre sus pasos y le precisó al colega: “Que los argentinos voten a conciencia”.

Ni bien se conoció en Buenos Aires su expresión, Scioli buscó llevar agua para su molino: “Son muy importantes las palabras del Papa: eso nos tiene que hacer reflexionar a todos con respecto al accionar del capitalismo salvaje que quiere poner de rodillas a la Argentina”. Y completó: “Cuando (el Papa) dijo que votemos a conciencia, eso es todo un mensaje en profundidad, que la gente vaya a buscar a quien cree que lo va a defender más”.

Precisamente, Scioli acusó repetidamente a Macri de rendirse ante el FMI y los fondos buitres. El jueves, en Humahuaca, con ocasión del cierre de campaña de Macri, Durán Barba dijo en una improvisada rueda de prensa que “lo que diga un Papa no cambia el voto ni de diez personas, aunque sea argentino o sueco”. Y añadió: “nadie va a votar pensando en el Papa”.

Ello suscitó la réplica del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien consideró la opinión de Durán Barba “un espanto” y “un agravio gratuito al Papa”. Fernández dijo, además, que no encontraba la ventaja de que Durán Barba o Macri, que no lo aclara, hagan ese agravio”.

A las pocas horas se produjo por parte de Macri vía Twitter –las redes sociales son lo único permitido a los candidatos durante la veda electoral que empezó a las 8 de ayer– una toma de distancia: “Las declaraciones de Jaime Durán Barba son a título personal y no representan mi pensamiento ni el del espacio que lidero”.

Pero Durán Barba se había metido también con un asunto delicado, el aborto, al afirmar que en su espacio “estamos a favor de la libertad, si una señora quiere abortar, que aborte”. Pero en otro tuit, Macri manifestó su “profundo respeto y admiración por el papa Francisco y en lo personal, estoy a favor de la vida”.

Así, Francisco –que se esforzó por estar distante del fragor electoral– quedó involuntariamente involucrado.

Fuente: Clarín

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *