El poder adquisitivo cayó el 15% para los empleados públicos