El Polaco, a un paso de quedar detenido