El proyecto de primer empleo “no afecta a ninguno de los derechos de los trabajadores”