El sector de la construcción tendrá un balance positivo inferior al 2% en 2018