El último entrenamiento en Núñez dejó la misma duda