Empleado de local de comidas rápidas le quemó la cara a cliente

El empleado de una casa de comidas rápidas en la ciudad de Detroit, Estados Unidos, se pasó de la raya con una broma que le hizo a un anciano sin techo. Lo invitó a comer algo y cuando se acercó a la ventanilla le arrojó agua caliente en el rostro.

“Willy, ven aquí, ¿quieres un sándwich? Vamos hombre, yo te voy a dar a un sándwich. Ven aquí, hombre”, de esta manera el bromista hizo acercar al sin techo para luego arrojarle un vaso de agua caliente a la cara.

La broma pesada fue grabado por un cliente. Se puede escuchar como todas las personas que presenciaron lo ocurrido se reian a carcajadas. La grabación indignó a los fanáticos de internet, que criticaron con dureza al empleado.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *