En el campamento de Lavagna, dicen que en octubre buscarán convertirse en la segunda fuerza del país