En Mendoza es obligatorio registrar los perros peligrosos