En su carta de renuncia, el segundo de Aranguren lo acusa de “autoritario”