En un futuro, los robots se ocuparán de limpiar el inodoro

 

 

Se estima que desde hace más de 90 años el inodoro se limpia prácticamente de la misma manera en todo el mundo: una varilla de unos 40 centímetros y una capucha de tela o plástico en uno de sus extremos, es decir un cepillo.

Esta fue la primera conclusión a la que llegaron dos emprendedores de la ciudad de Haifa en el corazón de Israel. Se trata de David Alush y Daniel Tokarev, la dupla que creó un robot capaz de limpiar un inodoro sin que su ninguna persona tenga que volver a tocar el inodoro nunca más.

“Nos preguntábamos, ¿cómo es posible que tengamos autos autónomos, pero no hay una solución para limpiar un inodoro? Durante muchos años, el cepillo manual para inodoros ha sido la única herramienta de limpieza para el lugar más inmundo del hogar”, explicó Tokarev, cofundador y director ejecutivo del dispositivo denominado Toibot en declaraciones al diario Times of Israel cuando presentó su invento.
Así funciona Toibot, el robot limpiador de inodoros

 

Toibot es un robot alimentado por baterías recargables que limpia el inodoro con sólo tocar un botón.

Se adhiere a cualquier a cualquier forma y cepilla automáticamente toda su superficie mientras dispensa cápsulas que limpian, desinfectan y pulen, manteniendo el inodoro libre de bacterias en un 99.9% según los ensayos químicos que hicieron en laboratorio.

Según cuenta la historia, antes de la llegada del cepillo, las personas usaban colas de animales para limpiar los inodoros e incluso hoy el proceso de limpieza del inodoro y el almacenamiento de un cepillo sucio sigue siendo una tarea desagradable y desde el punto de vista de salud, poco higiénico.

Con similiudes y diferencias, Toibot tienen algunos puntos en común con los modelos de washlet, como se conocen a los inodoros inteligentes de firmas japonesas como Toto y Lixil. La firma israelí busca ofrecer una solución para la limpieza interna sin intervención humana y adaptable a cualquier modelo, mientras que los equipos ofrecen diversas funciones relacionadas con el uso del excusado, desde un bidet incorporado a asientos calefaccionados y sistemas autolimpiantes.

La idea de Toibot se les ocurrió en 2013. Los dos amigos estaban viendo un programa de televisión sobre innovación cuando uno de ellos se tomó un baño y, al ver el cepillo del inodoro, reflexionó sobre su mera existencia. Volvió del baño y dijo: “¿Cómo puede ser que acabamos de ver este espectáculo sobre la innovación y, sin embargo, la gente todavía tiene que limpiar el inodoro manualmente?”.

Una vez que la dupla decidió comenzar el proyecto, hicieron una investigación y descubrieron que no había métodos útiles, automáticos o higiénicos para limpiar el inodoro. Los emprendedores señalan que su producto ahorra dinero al eliminar la necesidad de suministros de limpieza como guantes de goma, un cepillo para el inodoro, toallas de papel, desinfectantes y productos de limpieza para todo uso. El consumidor promedio de Europa y Medio Oriente gasta entre 25 y 30 dólares por mes en productos para el cuidado del baño, según una investigación realizada por la dupla emprendedora.

El prototipo del dispositivo fue financiado por amigos y familiares y desde la compañía señalan que están buscando inversores para ayudar a financiar la fase final de producción y fabricación de Toibot.

Fuente: La Nación

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *